Responsibilidad con las personas y el medio ambiente

Como empresa global, asumimos la responsabilidad por los clientes, los empleados, la sociedad y el medio ambiente.
En AMANN, la actuación económica, social y sostenible están inseparablemente vinculadas.
Exigimos lo máximo en el perfil ecológico de nuestra fabricación y optimizamos continuamente nuestros procesos de producción de acuerdo con los últimos descubrimientos.
Esto se aplica a todas nuestras instalaciones en todo el mundo: Como actor global responsable,
garantizamos los mismos altos estándares en todo el mundo para asegurar una producción justa, sostenible y segura en todo momento.

Compromiso con el Pacto Mundial de Naciones Unidas

AMANN ha optado deliberadamente por adherirse al Pacto Mundial de Naciones Unidas. La Red Alemana del Pacto Mundial  lo describe como "la iniciativa más grande e importante del mundo para un gobierno corporativo responsable". Basado en 10 principios universales y en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, persigue la visión de una economía global inclusiva y sostenible en beneficio de todas las personas, comunidades y mercados, hoy y en el futuro".

Lea nuestro Informe de Sostenibilidad para conocer más sobre nuestro compromiso con el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y los SDGs.

Productos sin riesgos gracias a OEKO-TEX® y REACH

Nuestros productos están certificados según el ESTÁNDAR 100 por OEKO-TEX®, y la mayoría de ellos están incluso certificados según los criterios más estrictos del anexo 6, lo que garantiza que no contienen en absoluto ninguna sustancia nociva. Además, también cumplimos los requisitos del Reglamento Europeo de Sustancias Químicas REACH para la protección de la salud y el medio ambiente. Seguimos desarrollando nuestros productos para hacerlos más ecológicos y sostenibles. Sustituimos, por ejemplo, los perfluorocarbonos (PFC) nocivos para el medio ambiente por alternativas compatibles  en la fabricación de hilos de coser repelentes al agua

Producción respetuosa con los recursos

A través de un control continuo del consumo de recursos, garantizamos una producción sostenible y podemos alcanzar potenciales de optimización específicos. En AMANN sabemos que las inversiones en eficiencia de recursos y compatibilidad medioambiental son inversiones de futuro. Trabajamos continuamente para ser aún mejores en estos aspectos. También vigilamos toda la cadena de valor añadido, desde la selección de la materia prima hasta el reciclaje. Practicamos la protección del medio ambiente e imponemos criterios estrictos; para comprobarlo, consulte nuestras numerosas certificaciones medioambientales y de gestión energética.